Índice de contenidos

¿Qué es el IoB (Internet of Behaviors)?  
Pero, ¿en qué consiste el IoT (Internet of Things)?
¿Cómo se obtienen los datos usando IoB (Internet of Behaviors) y qué uso se le da?
El IoB (Internet of Behaviors) en un negocio
El impacto del IoB (Internet of Behaviors) por la pandemia de Covid-19
Beneficios del uso del IoB (Internet of Behaviors)

¿Qué es el IoB (Internet of Behaviors)? 

 

El Internet of Behaviors es el proceso por el cual los datos controlados por el usuario se interpretan por medio de una visión de psicología de la conducta. Combina tecnologías ya creadas que se centran en la persona persona directamente como reconocimiento facial, rastreo de ubicación y big data. En resumen, es una mezcla de tres campos en concreto: tecnología, análisis de datos y psicología conductual.

A medida que las empresas conocen más sobre los individuos (IoT), se van acercando cada vez más a sus comportamientos (IoB). El Internet of Behaviors es la evolución natural del IoT, da paso al conocimiento del comportamiento de un usuario, lo que ayuda a conocer con más detalle al consumidor. 

1 2
Fuente: Elaboración propia

El Internet of Things reúne los datos de los usuarios y los convierte en información. A su vez, el Internet of Behaviors intenta convertir toda esa información en conocimiento. 

Hoy en día las empresas utilizan IoT e IoB para observar e intentar cambiar el comportamiento de los usuarios y provocar en ellos que se cumpla el objetivo que desean, el deseo de compra generalmente. Además, cuanto más eficaz sea un servicio más interacción tendrá el usuario con él e incluso podrá llegar a alterar su comportamiento con este motivo. 

Pero, ¿en qué consiste el IoT (Internet of Things)?

Resumiendo, el Internet of Things (IoT) es el origen del IoB, gracias al Internet of Things apareció el concepto que actualmente tiene tanto éxito que es el Internet of Behaviors.

Internet of Things (IoT) es aquella interconexión digital de objetos o cosas cotidianas con Internet que permite el intercambio automático de información con otros dispositivos o centro de control sin intervención humana, capturando mucha información clave sobre uso y rendimiento y facilitando así la monitorización y operación. 

El origen de Internet of Things (Internet de las cosas) se encuentra en el momento en el que ya no solo los ordenadores se conectaban a Internet, sino cuando otros dispositivos accedían a la Red para conseguir información a tiempo real para poder ofrecer de manera eficaz y concreta sus servicios. 

Según un informe publicado por Statista y a pesar de que el concepto de IoB (Internet of Behaviors) tenga más popularidad actualmente, se realizó una previsión de la inversión en Internet of Things a nivel mundial de 2018 a 2023. 

1 1
Fuente: Statista

«El gasto mundial en el Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) previsto para 2020 rondaría el billón de dólares estadounidenses en 2022, de cumplirse las predicciones realizadas por IDC. Este valor representa un incremento de más de 250.000 millones con respecto a la cifra prevista para 2020.» (Statista)

¿Cómo se obtienen los datos usando IoB (Internet of Behaviors) y qué uso se le da?

Cuando se hace uso de Internet of Behaviors, todos los datos obtenidos de los usuarios se pueden recoger de diversos sitios y tecnologías, incluido el sitio web de una empresa, perfiles de redes sociales, sensores, balizas, etc. Cada una de estas herramientas obtienen diferentes tipos de información.  

El IoB tiene la capacidad de almacenar, mezclar y desarrollar datos de diversas fuentes, en las que destacan: datos comerciales de los clientes, datos de ciudadanos procesados por agencias gubernamentales y también del sector público, medios de comunicación de ámbito social, apariciones de dominio público de reconocimiento facial; y seguimiento de ubicación. Debido al aumento de la eficacia de la tecnología que se encarga de procesar esos datos, esta tendencia ha crecido de una forma considerable.

Una vez obtenido estos datos y recogida toda la información, las empresas la analizan con diferentes fines o motivos, pero les ayuda especialmente a tomar decisiones comerciales informadas, a personalizar y poner en marcha técnicas de marketing, desarrollar y crear productos y servicios e impulsar el diseño de la experiencia del usuario.

El IoB (Internet of Behaviors) en un negocio

Hoy en día existen numerosas empresas que usan la publicidad en línea para llamar la atención de sus clientes. Tienen la posibilidad de encontrar y dirigirse a segmentos determinados que pueden llegar a beneficiarse de los productos y servicios gracias al IoB.

Empresas como Google o Facebook utilizan el IoB, ya que usan datos de comportamiento para ofrecer anuncios a los usuarios en cada uno de sus sitios. Gracias a ello, las empresas pueden relacionarse con su público objetivo e interpretar su comportamiento cuando responden a los anuncios por medio de «tasas de clics».

Otro tipo de empresa que gran uso de la IoB es Youtube, ya que utiliza análisis de comportamiento para mejorar la experiencia del usuario cuando recomienda o resalta solo vídeos que le interesa al espectador.

El impacto del IoB (Internet of Behaviors) por la pandemia de Covid-19

Debido a la pandemia mundial y sus efectos, nos hemos concienciado sobre las precauciones y protocolos que debemos seguir en cada circunstancia. Dependiendo de la empresa, existe la posibilidad de que haya un control sobre la seguridad y el cumplimiento del protocolo establecido medIante sensores o etiquetas RFID.

Hay empresas, como por ejemplo restaurantes o aplicaciones de entrega de comida a domicilio, que usan la información del protocolo para ayudar en la toma de decisiones. Ejemplos de actitudes como esas se han dado con apps de entrega de comida, como Swiggy y Zomato, que ofrecían la temperatura del repartidor para que los consumidores vieran que estaban a salvo.

A continuación, puedes observar un gráfico de un estudio de Statista sobre el porcentaje de consumidores cada semana que se vieron afectados en su comportamiento de compra debido a la pandemia de Covid-19:

captura de pantalla de 2021 11 25 13 10 01
Fuente: Statista

Beneficios del uso del IoB (Internet of Behaviors)

Gracias al Big Data, la información que se quiera o se necesite obtener se puede captar desde diversos puntos de contacto. Además eso te ofrece la posibilidad de explorar el CX (experiencia de cliente) en profundidad: el interés que éste tiene por un producto, el proceso que realiza hasta que lo compra y el método que utiliza para ella. Gracias a esta personalización, se genera un buen servicio. Cuánto más bueno sea el servicio, el usuario se relacionará mejor con el producto y por lo tanto cambiará su comportamiento.

Los beneficios específicos que el IoB genera son principalmente:

  • La posibilidad de estudiar los hábitos de compra de los clientes en todos los soportes disponibles.
  • Analizar datos, que anteriormente se pensaban que eran imposibles de recopilar, para conocer actitudes y comportamientos de los usuarios cuando se relacionan con los dispositivos y productos.
  • Conseguir tener una información más específica que te permite conocer en qué punto del proceso de compra se encuentra el cliente.
  • Obtener notificaciones en un punto de venta a tiempo real y target.
  • Capacidad de resolver problemas de una forma rápida y eficaz sin afectar a los consumidores y para que se produzca un buen cierre de venta.

En +COMUNICAWEB somos expertos en

Marketing Digital.

¿Lanzamos tu proyecto juntos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *